Anatomía de la edición en digital

Hemos pedido a Anatomía de la edición, blog de referencia sobre el mundo de la edición digital, un análisis del panorama del sector en España. Os invitamos a conocer sus conclusiones.

La edición digital en España. Ritmos y velocidades

La edición digital es un campo aún en desarrollo en España. Aunque todos los procesos de producción de las editoriales se hacen en digital, la distribución y la comercialización de contenidos digitales es algo que aún está en los albores. Claro, aquí estamos hablando de la industria de libros puesto que las editoriales de revistas y periódicos se encuentran más avanzados y con un largo camino por recorrer en muchos casos.

Los usuarios de Internet y los lectores digitales suelen ir por delante de las empresas y gran parte de los contenidos actuales de la red (inclusive el de pago) está hecho por los propios usuarios reduciendo el potencial de mercado para las editoriales (¿quién compra una enciclopedia pudiendo consultar gratis la Wikipedia?).

Para las editoriales de libros esta diferencia de velocidades se está reflejando sobre todo en los libros electrónicos. Por un lado, la oferta no ha crecido con la suficiente rapidez y, por el otro, la demanda no ha respondido a las expectativas comerciales. El mayor reto que tienen ahora las editoriales es el desarrollo de nuevos modelos de negocio en Internet a la vez que adaptan el actual.

El panorama que se plantea en el mundo del libro es realmente atractivo. Autores y editoriales se están poniendo al día con la edición digital, hay cada vez más sitios y alternativas para consumir contenidos digitales y los precios comienzan a ajustarse a la demanda.
Editoriales que piensan en digital

Las grandes iniciativas en materia de edición digital están más orientadas a las plataformas de distribución y venta que a la creación de contenidos. No obstante, existen muchas iniciativas de editoriales exclusivamente digitales con un gran potencial, entre ellas podemos citar a Musa a las 9, Sin Errata, Editorial Intangible, La Tortuga Casiopea, Ganso y Pulpo o Ecícero, aunque existen muchas más y seguirán apareciendo proyectos muy interesantes en los próximos años.

Respecto a las tradicionales resulta difícil valorar quién ha apostado más y mejor. Lo cierto es que todas han hecho apuestas y muchas de ellas han desarrollado iniciativas exclusivamente digitales. Quizás la estrategia más ordenada, global y sólida venga del grupo RH Mondadori, pero hay algunos sellos de Planeta, sobre todo los de empresa, que tienen estrategias realmente admirables y con una vocación digital decidida como Gestión 2000 o Deusto. También habría que reseñar a Ediciones B y a Roca Editoriales, dos empresas medianas en comparación a los grandes grupos, pero que han demostrado más flexibilidad y creatividad a la hora de encarar los retos digitales.
Retos y problemas

Una editorial no es un negocio especialmente rentable si lo comparamos con otras actividades empresariales. La singularidad de este negocio radica en que un título que publica una editorial compite con las decenas de miles de referencias que se publican cada año y con muchos sustitutivos de la lectura como la televisión, Internet, etc. Esto quiere decir que un editor debe medir muy bien lo que publica porque los márgenes son muy pequeños. El mejor editor siempre ha sido el que aprovecha la edición de libros de más ventas para pagar otros libros que ya de antemano sabe que van a ser deficitarios.

Ahora mismo, uno de los problemas de la edición digital es claro: el mercado de libros electrónicos no responde a las expectativas de las editoriales (menos de un 4% del negocio editorial). Es un mercado realmente joven y hay todavía muchas divergencias entre la oferta y la demanda. Para que el negocio digital funcione se necesita un esfuerzo conjunto de todas las editoriales para dotar al mercado de oferta (una oferta que sea mayor a la que se puede conseguir en páginas de descargas gratis) y que esa oferta se adapte a los gustos de los usuarios y a sus expectativas en precios y experiencias de usuario.

El gran reto para las editoriales es dejar de pensar en libros electrónicos y lanzar estrategias digitales que engloben todo el proceso. No se trata de hacer solamente una conversión sino de establecer nuevos procesos de producción que les permitan ser más eficientes a la vez que se plantean nuevos productos digitales; desarrollar y explotar los nuevos canales de comercialización y venta y, por último, optimizar la visibilidad de la editorial que permita una buena comercialización y experiencia al lector, en definitiva, pensar en digital.
Anatomía de la edición en el marco de la edición digital

Anatomía de la edición es un espacio de reflexión sobre temas de edición digital. Después vinieron algunos de nuestros informes para el uso de herramientas de comunicación, que hasta ese momento no se estaban utilizando en el sector editorial, y otros espacios como la Anatomiteca, donde se recogen decenas de recursos sobre el libro. Al final, algunas empresas acabaron llamándonos para que les asesoráramos y decidimos fundar la consultora editorial Anatomía de red, donde trabajamos actualmente y desde la que, además de consultoría y formación, también lanzamos proyectos editoriales como el sello editorial deportivo Sportbios o la revista Anatomía de la historia.

Nuestro contacto con Latinoamérica siempre ha sido constante y hemos comenzado también a trabajar en algunos países. En Perú hemos lanzado www.anatomiadelaedicion.pe En Latinoamérica el mundo del libro es muy distinto en cada país y el grado de acercamiento al mundo digital está llevando distintas velocidades. También está muy próxima la publicación de un libro colaborativo sobre edición digital en la editorial Pirámide donde escribimos un capítulo junto a expertos en el sector como Javier Celaya, Joaquín Rodríguez o José Antonio Cordón.

Nuestra meta siempre ha sido la generación de espacios de reflexión y debate y la dotación de herramientas que ayuden a todos los implicados en el mundo del libro a la toma de decisiones en su negocio, dada la gran transformación que se está experimentando en el sector.

Alberto Vicente
Anatomía de la edición