Feria del libro infantil de Bolonia 2017

por Judith Falces

Este ha sido mi duodécimo año en la feria del libro de Bolonia, considerada el encuentro internacional de mayor relevancia de la edición infantil y juvenil. Una cita muy recomendable para todos los que nos dedicamos a la adquisición y cesión de derechos internacionales y también para todo profesional que quiera descubrir de primera mano las novedades del sector. El certamen tiene una trayectoria de más de 50 años, cuenta con más de 1.200 expositores de 75 países y recibe cerca de 60.000 visitantes. De carácter exclusivamente profesional, congrega a editores, agentes literarios, autores, traductores, ilustradores, productores de cine y televisión, bibliotecarios, distribuidores y libreros.

En esta ocasión la lengua catalana ha sido la invitada de honor, una cita histórica y una edición del certamen muy especial, que ha supuesto un gran despliegue del sector editorial catalán, balear y valenciano con el lema Sharing a future: Books in Catalan. Bajo la coordinación del Institut Ramon Llull, se han organizado todo tipo de actividades en el recinto ferial y en la ciudad de Bolonia, con presencia de escritores, ilustradores, editores, agentes literarios y periodistas.

Al acto de la inauguración asistieron el Presidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, el Consejero de Cultura, Santi Vila, el Consejero de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, el Consejero de Educación y Universidades de las Islas Baleares, Martí March, además del Delegado del Gobierno de la Generalitat en Italia, Luca Bellizzi.

En el marco de la feria también se han concedido los Bologna Ragazzi Award, considerados los premios más prestigiosos en el mundo de la edición infantil y juvenil. Se otorgan galardones para distintas categorías, entre las que podemos destacar Ficción, No ficción, Arte, Opera Prima (a autores de obras emergentes) y Nuevos Horizontes. El Bologna Ragazzi Digital Award premia al producto digital o app más innovador. Asimismo, el Bologna Prize Best Children’s Publishers of the Year distingue a editores de seis áreas del mundo (Europa, Asia, África, Norteamérica, América Latina y Oceanía). Hay que mencionar también el Strega Ragazze e Ragazzi Prize, que tiene como objetivo promover el hábito de la lectura y es otorgado para dos categorías: lectores entre 6-10 años y 11-15 años. Por último, también se concede el Premio Internacional de Ilustración Fundación SM dedicado a jóvenes ilustradores.

Entre todos los galardonados, cabe destacar el Bologna Ragazzi Award en la categoría de ficción al álbum ilustrado A Child of Books de Oliver Jeffers y Sam Winston, publicado originalmente en inglés por Walker Books (Reino Unido), y en español y catalán por Andana Editorial. Se habían presentado a esta edición del premio 1.352 libros de 42 países.

A su vez, David Cirici ha sido el ganador del Strega Ragazze e Ragazzi Prize en la categoría de 6 a 10 años por la edición italiana de Molsa, obra que ya fue premiada en su versión original con el Premio Edebé 2013. Un comité de expertos había seleccionado los cinco libros finalistas y han sido los niños de 60 escuelas de primaria y secundaria de toda Italia quienes han votado y elegido el libro galardonado.

El Premio Internacional de Ilustración de la Fundación SM, con una dotación de $30.000, ha recaído en el ilustrador español Manuel Marsol. Marsol recibió el galardón de la mano del director de la feria y el presidente del Grupo SM.

Por otra parte, el certamen ofrece un ciclo de conferencias sobre diferentes temáticas en torno al Café de los Ilustradores, Café de los Autores, Café de los Traductores y Café Digital, que invita a conocer el trabajo de profesionales de todo el mundo, estar al día de las últimas tendencias y establecer nuevos contactos. La ilustración cobra vital importancia en la feria, con una gran exhibición de ilustradores internacionales en el hall de entrada, de ahí que sea visita obligada para todos aquellos que pretendan hacerse un hueco en el mercado internacional. Es un lugar de referencia que permite relacionarse con editores y autores, y mostrar portfolios.

Sin lugar a dudas, la Bologna Children’s Book Fair sigue siendo un evento esencial para todos los profesionales de la edición infantil y juvenil. Se evidencia una tendencia a la recuperación del sector a nivel global y la feria reivindica no solo la vigencia del libro en papel, en especial del álbum ilustrado, sino también la importancia de los nuevos formatos digitales. Desde hace algunos años ha ido ampliando sus horizontes, incluyendo el mundo de la edición digital, aplicaciones, animación y licencias, ofreciendo así contenidos para niños y jóvenes en diferentes soportes. La feria italiana pretende ser un escaparate de creatividad e innovación, además de espacio de encuentro para el intercambio de derechos.

 

Judith Falces, estudiante del Máster de Edición Digital

Foreign Rights Director en Editorial Océano

Twitter: @JfalcesJudith

LinkedIn: linkedin.com/in/judith-falces-383a3a34

Share