Cómic: tradición y aires nuevos

Resulta asombroso observar cómo el cómic, que en sus orígenes muchos minusvaloraron, ha ido haciéndose un gran hueco entre el público tanto nacional como internacional. Letras e ilustraciones, dos artes que unidas han dado a luz obras cuya fuerza ilocutiva se ha visto multiplicada, llegan eficazmente al lector, ya sea para hacerle reír, llorar, imaginar o, simplemente, remover sus conciencias. Porque si algo caracteriza a la historieta en nuestros días es la diversidad de géneros que aborda, lo que le permite cautivar a un público cada vez más heterogéneo.

Este fin de semana cerró sus puertas la edición número 37 del Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Han sido tres intensos días que, como bien se ha hecho eco la prensa, han conseguido reunir a más de 112.000 visitantes, entre los cuales hubieron tanto veteranos amantes del género como recién llegados. Esto no ha sido un obstáculo en el desarrollo del encuentro, sino más bien su mayor virtud. Múltiples perfiles de lectores han encontrado espacios diferenciados donde poder saciar sus ansias de cómic y novela gráfica, entretenerse, codearse con los grandes del género, enriquecer sus conocimientos o presentar sus trabajos a las editoriales. Incluso los más pequeños han podido disfrutar de este Salón.

Leer más